ANTE EL JUEZ

Aplazan la comparecencia de otra abogada de Podemos que iba a ratificar la ‘caja B’

|

Problemas con el tiempo reservado para la videoconferencia que iba a celebrarse desde dependencias judiciales Barcelona han obligado este martes a aplazar la comparecencia ante el juez de Instrucción número 42 de Madrid de la que fuera abogada Podemos Mónica Carmona, que había sido citada en calidad de testigo en el marco de la causa en la que investigan irregularidades en la financiación del partido.

Fuentes presentes en esta diligencia judicial han señalado que el problema ha estado en el tiempo reservado en las dependencias catalanas para la conferencia, de unos 30 o 45 minutos, a toda vista insuficiente para una declaración que se prevé mucho más larga. Por eso se ha decidido aplazar la vista, a la que se buscará nueva fecha.

Esta causa se inició a mediados del pasado mes de agosto a raíz de la denuncia del abogado también despedido de la formación José Manuel Calvente por posible malversación y administración desleal, entre otros delitos.

Por su parte, la Fiscalía de Madrid informó la semana pasada en favor de investigar el asunto y señaló que ve indicios en la denuncia de Calvente, pero únicamente en lo referido al contrato suscrito para las elecciones generales de abril de 2019 entre el partido y la sociedad mercantil Neurona Consulting.

Se trata de la misma sociedad a la aludía el Tribunal de Cuentas en un informe en el que señalaba posibles irregularidades contables que podrían tener también consecuencias en el ámbito penal.

El juez Juan José Escalonilla imputó a Podemos como persona jurídica después de escuchar la ratificación de la denuncia de Calvente en sede judicial el pasado 29 de julio. También ha imputado a Juan Manuel del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos y responsable de las campañas así como un estrecho colaborador de Pablo Iglesias, además de al tesorero y la gerente del partido, Daniel de Frutos y Rocío Esther Val, respectivamente.

Carmona, que está citada para este martes 15 de septiembre, es otra antigua letrada del partido, y junto a Calvente habría estado realizando una investigación interna por posibles irregularidades contables en Podemos cuando fueron despedidos el pasado mes de diciembre.

Estas irregularidades, según la versión del abogado denunciante, habrían consistido en gastos sin justificar o no previstos en los presupuestos del partido o también sobresueldos. Calvente dirigió sus sospechas hacia Neurona Comunidad S.L., empresa de comunicación política que ha trabajado en varias campañas electorales de Podemos.