NO ACUDIÓ A UN ACTO

Así ‘justifica’ un consejero de la socialista Chivite el desprecio a las víctimas de ETA

|

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que el Ejecutivo decidió no acudir a un acto en memoria de víctimas de ETA celebrado el pasado 16 de febrero porque no quería que su presencia «fuera elemento de tensión, confrontación o diferencia».

Remírez, que ha respondido a una pregunta de Navarra Suma en el pleno del Parlamento, ha apuntado que «la decisión sobre la asistencia al acto, del que no recibimos invitación expresa para acudir, fue una decisión muy reflexionada, nos guió el máximo respeto que nos merecen todas y cada una de las víctimas, porque no queríamos que nuestra presencia fuera elemento de tensión, confrontación o diferencia, como así se manifestaba en el texto de convocatoria previa a la concentración, sino que fuera una actitud de suma y de consenso en torno a la memoria de las víctimas».

El parlamentario de Navarra Suma José Suárez ha considerado que el Gobierno «tiene la obligación de estar con las víctimas, no basta con decir que está con ellas, tiene que demostrarlo, con las víctimas se está sin condiciones, aunque se pueda generar tensión, pero hay que estar, porque ustedes representan a toda la sociedad».

José Suárez ha dicho que se siente «incómodo» al haber presentado esta pregunta en el pleno del Parlamento «porque en esto el consenso es fundamental pero a veces es inevitable que haya diferencias». «Es una pregunta que nunca pensé que se la tendría que hace a un Gobierno presidido por una socialista», ha señalado.