PUBLICIDAD

Los CDR tenían nombres en clave para Torra y Puigdemont: Gandalf y Lisa

|

Uno de los investigados declaró a la Guardia Civil que el presidente regional se encerraría en el Parlament para que el grupo pudiera ocuparlo.

Los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) investigados por terrorismo en la Audiencia Nacional tenían nombres en clave para el actual presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont. Al primero le denominaban ‘Gandalf’ y al segundo, ‘Lisa’.

PUBLICIDAD

Así se desprende del sumario de la causa, según el cual uno de los investigados, Ferrán Jolis, lo confesó a la Guardia Civil durante varias horas de interrogatorio en dependencias policiales tras su detención a finales de septiembre.

En aquellas comparecencias, antes de declarar ante el juez instructor Manuel García Castellón, los investigadores preguntaron a Jolis si recibió el encargo de la organización a la que supuestamente pertenece, el Equipo de Respuesta Táctica (ERT), para la seguridad informática y de telecomunicaciones de una hipotética ocupación del Parlamento de Cataluña.

Torra se encerraría en el Parlamento catalán

Jolis manifestó entonces que no recordaba quién hizo el encargo, pero sí dejó claro que «le dijeron que venía de parte de Presidencia» y que «la intención era que Quim Torra (con nombre clave Gandalf) se quedara encerrado dentro para el día D».

Según la declaración de Jolis, «querían garantizar las comunicaciones una semana y no había límite de gastos» para acometer la ocupación de la Cámara autonómica. Por eso, añadió, le pidieron «consejo sobre si sería viable o no», tal y como consta en el sumario.

El detenido «les dijo que se necesitaban dos emisores potentes y un receptor potente con un repetidor interno, así como gente capaz de solucionar problemas en cada punto», pero no volvió a tener noticias sobre ese asunto.

PUBLICIDAD

Jolis también contó en su declaración ante la Guardia Civil que conoció a la hermana de Puigdemont en una «cena popular en Santa Perpetua para recaudar dinero para la caja de resistencia» y que alguien le sugirió a ella que él podía «hacerle un sistema de comunicación seguro».

Era Montse Puigdemont

Por ello, explicó que tiene guardado en su agenda telefónica a la familiar del expresidente como ‘Montse L.’ y que la ‘L’ viene del nombre clave de Puigdemont, que es ‘Lisa’.

Además, en una conversación teléfonica el 8 de octubre de 2018, Jolis le dijo a Xavier Buigas, otro de los investigados en la ‘operación Judas’, que «hace cuestión de dos o tres semanas» había organizado una reunión con la «hermana de Lisa», a quien le explicó que era el «que está con los flamencos en Bélgica, el mandamás».

«Entonces estoy trabajando con ellos para blindarles comunicaciones y asegurarles una comunicación también con ‘Gandalf’, que ‘Gandalf’ es el que está aquí, el que ya sabes quién es, ¿verdad?», añadió.

PUBLICIDAD