HAY UN VACÍO LEGAL

Congelar la investidura, la baza de Sánchez para presionar a ERC

|

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se plantea «congelar» la investidura sine die hasta que pueda conseguir los apoyos.

Desde las filas socialistas reiteran que «lo que no puede haber y no habrá son terceras elecciones» y que «unos terceros comicios motivados por una investidura fallida supondrían una crisis de la propia democracia constitucional«.

Según publica El Español, el equipo de Sánchez cree que otra repetición no sería buena ni para las expectativas del PSOE en general ni para las de Sánchez en particular. ¿Qué podría hacer viendo que la investidura no depende de él? Demorarla para presionar a ERC y a sus posibles socios. En la Constitución y en el Reglamento del Congreso de los Diputados hay un enorme vacío que permite demorar la investidura, potencialmente incluso años. 

La Carta Magna se limita a decir que el propuesto por el Rey «expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara». El artículo 170 del Reglamento del Congreso especifica que «el Presidente de la Cámara convocará el Pleno», pero no dice cuánto tiempo debe transcurrir como máximo desde la propuesta del Rey.

Las piezas, según señala este medio, encajan si se tiene en cuenta que el Gobierno y el PSOE han advertido en numerosas ocasiones de que Sánchez no se someterá a la investidura si no tiene los votos. «No iremos a una investidura fallida», sentenció la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, hace unos días.