Criminalizan a la Policía en una exposición republicana en un pueblo de Pontevedra

|

Este lunes se inauguró en Redondela (Pontevedra) la exposición “Criminalización do pensamento”, una exhibición de polémicas imágenes recopiladas en el interior de un edificio público perteneciente al Ayuntamiento de la localidad.

Los agentes se han quejado públicamente, pues consideran la muestra una “criminalización hacia la Policía Nacional”.

Odio hacia el colectivo policial

La exposición fue autorizada por el Ayuntamiento de Redondela, gobernado actualmente por la alcaldesa del Partido Socialista, Digna Rivas, gracias al apoyo del partido independentista BNG y de la formación AER.

Representantes sindicales aseguran que “no es de extrañar la animadversión de este gobierno socialista -con el apoyo de la subdelegada del Gobierno de Pontevedra- hacia el colectivo de la Policía Nacional en la ciudad, al apoyar taxativamente el desmantelamiento de la comisaría de Redondela y quedar minimizada la presencia policial en la ciudad a simplemente hechos anecdóticos o de llamadas de urgencia, asumiendo la Policía Municipal la carga de trabajo en casi toda la totalidad (una vergüenza consentida por los mandos políticos de la Policía y el Partido Socialista)”.

En la exposición se han seleccionado decenas de fotografías donde los antidisturbios de la Policía Nacional o la Guarida Civil disuelven manifestaciones actuando según ordenaron en su momento las autoridades gubernativas o judiciales.

En este tipo de intervenciones, los agentes hacen uso de los medios legales de los cuales están dotados, al objeto de impedir actos ilegales o violentos que pudiesen ocasionar daños en el mobiliario urbano, en propiedades privadas o para impedir el referéndum ilegal del 1 de octubre en 2017.

Los agentes anuncian su intención de presentar una demanda ante la Fiscalía de Odio para que se inicie una investigación penal contra un movimiento que criminaliza a la Policía Nacional y a la Guardia Civil y se investigue un presunto delito de odio contra el colectivo policial.

Pretenden que entre los responsables de este acto no solo se  incluyan a los representantes del Colectivo Republicano de Redondela que creó esta manipulada exposiciónsino que también se investiguen las responsabilidades penales de la Alcaldía y Concejalía de Cultura de esa ciudad por autorizar y patrocinar esta mal llamada “manifestación cultural”.

Representantes de los policías también instan al Ministerio del Interior y Abogacía del Estado a realizar una profunda investigación sobre el colectivo republicano de esta ciudad y comprobar si reúne los requisitos democráticos y legales para constituirse como un colectivo legal.

En el año 2017 este colectivo ya intentó llevar a cabo esta exposición, siendo inmediatamente retirada por el anterior alcalde de la ciudad, el popular Javier Bas, que salió en defensa de las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado y no consintió semejante criminalización de la Policía.