PUBLICIDAD
AUMENTÓ LA ESPIRAL DE CONTAGIO

Denuncian al delegado del Gobierno en Madrid por permitir el aquelarre feminista el 8-M

|

El secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, ha presentado una denuncia contra el delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, al entender que pudo haber puesto en grave riesgo la salud de los ciudadanos al autorizar la manifestación que se celebró en Madrid el pasado 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Según datos de la propia Delegación del Gobierno, a esa manifestación que recorrió las calles de la capital asistieron 120.000 personas, una cifra considerablemente inferior a la de 2019. Los días previos, el Ministerio de Sanidad insistió en que no veía necesario suspender las manifestaciones por el coronavirus, aunque recomendó que no acudieran personas con síntomas.

PUBLICIDAD

Ahora, desde Manos Limpias consideran que Franco pudo haber cometido un delito de imprudencia grave a la salud al permitirla, lamentan que fuera alentada desde el Gobierno y que a la llamada del 8-M en Madrid acudieran personas también de otras comunidades autónomas, algo que podría haber ayudado a la propagación del COVID-19.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, advierten de que anteriormente a la celebración de la manifestación ya había “voces autorizadas de responsables de Sanidad de las comunidades autónomas, como la de Madrid que en la reunión con el Ministro de Sanidad alertaron” de la necesidad de “restringir las multitudes, como la del domingo día 8”.

Recuerdan que ya el día 7 de marzo la región de Madrid rozaba los 200 casos confirmados por coronavirus, y que el servicio vasco de salud y el de la Comunidad de Madrid pedían “medidas más drásticas y empezaron unilateralmente a adoptarlas para contener la expansión”. A esto suman que antes de la manifestación se conoció “un informe del Centro Europeo para el Control y Prevención de enfermedades de la Unión Europea” que desaconsejó permitir multitudes, y que la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó antes del 8 de Marzo del riego de concentraciones.

Además, la denuncia incide en que los hechos evidencian “de una manera clara, rotunda, determinante y sin ningún tipo de duda”, que de no haberse celebrado la manifestación del 8 de Marzo se habría evitado “la espiral de contagio fundamentalmente en la Comunidad de Madrid”. Y aseveran que “un porcentaje más que significativo de contagio deviene de personas que participaron en la manifestación del 8 de Marzo”.

Manos Limpias sostiene que el delegado del Gobierno pudo haber cometido un ilícito penal contra la salud, y cita el artículo 147 del Código Penal, que contempla prisión de tres meses a tres años para el que por cualquier medio o procedimiento, “causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal y su salud física o mental”. Esto se aplica “siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico”.

PUBLICIDAD

Asimismo, desde el sindicato señalan que atendiendo al artículo 152 del Código Penal también cabrían penas de tres a seis meses de prisión para el que “por imprudencia grave causare alguna de las lesiones” contempladas en el artículo 147.