CRISTIANOFOBIA IZQUIERDISTA

Derribar la Cruz del Valle de los Caídos, el objetivo del Gobierno comunista de Sánchez e Iglesias

|

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, han anunciado un acuerdo para desbloquear la formación de Gobierno. Un acuerdo que necesita del apoyo de los separatistas que quieren acabar con la unidad nacional.

Si se consumara, además de la ruina económica, según alertan los expertos, desplegarán el rodillo ideológico en todos los ámbitos, también en el de ‘desmemoria histórica’. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aseguró en el debate electoral a cinco que si conseguía mantenerse en el Ejecutivo propondría una reforma del Código Penal para «tipificar como delito la apología del franquismo» y además de iniciar los cambios legales necesarios para disolver la Fundación Nacional Francisco Franco. Lo dijo después de profanar la tumba del general.

La promesa era, por tanto, modificar el artículo 510 del Código Penal para incluir dicha «apología» como delito.

En este rodillo, se verá afectada la Cruz más grande de la Cristiandad, la de 150 metros del Valle de los Caídos. Unidas Podemos, que ahora formaría parte del Gobierno de España, ya propuso la completa «resignificación» del espacio y afirmó que había que «demoler» la gran Cruz y arrebatar la basílica a la Iglesia. Y Sánchez aceptó debatir sobre la desacralización de un espacio construido con la finalidad de recordar a los muertos del bando nacional y del republicano, de los dos, y el drama de la Guerra Civil, un lugar para la reconciliación y de concordia.