Represión en Cuba

Detiene a la corresponsal de ABC en Cuba tras informar de la represión por las protestas

|

La corresponsal de ABC Camila Acosta fue detenida en la tarde de ayer en La Habanas, según ha informado el medio Cubanet, para el que también trabaja y han confirmado fuentes de ABC. El arresto a manos de la policía política  ha ocurrido cuando la periodista salía de su domicilio para hacer un trámite personal. Momentos antes estaba cubriendo las protestas que recorren La Habana.

ABC informa que  Acosta sufrió un bloqueo de WhatsApp e internet este fin de semana, al igual que le ha pasado a otros periodistas de la isla. Había sido detenida en otras ocasiones, debido a sus informaciones críticas contra el Gobierno. Tal como declaró hace unos meses, ha tenido que cambiar de casa varias veces porque las autoridades presionan a sus caseros. Tampoco puede salir de Cuba. Ya era una perseguida política más, y ahora otra es también otra presa política más de la represión castrista.

En las últimas horas millares de cubanos han salido a todas las ciudades de la isla a manifestarse contra el régimen y su represión política y civil. En algunos momentos se han vivido escenas de auténtica tensión con los agentes de policía, que han formado un cordón alrededor de la Plaza de La Habana. Se han producido cargas, detenciones y hay personas desaparecidas. La tensión ha alcanzado su punto álgido a media tarde, cuando un grupo de civiles ha pedido que no les dispararan. Algunos recordaban los acontecimientos de la plaza de Tiananmen o la Primavera de Praga.

Amnistía Internacional ha calificado de «históricas» las movilizaciones. De la misma manera ha expresado su preocupación por los «cortes de internet, detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, incluyendo policías disparando contra manifestantes, y denuncias de que hay una larga lista de personas desaparecidas». Todos sospechan torturas y se ha desplegado una verdadera de caza de brujas mientras el presidente Díaz Canela ha llamado al enfrentamiento civil.

La directora de la organización para las Américas, Erika Guevara, ha aseverado que «las autoridades cubanas tienen la obligación de proteger su derecho a manifestarse pacíficamente». Además las ha emplazado a «atender las demandas sociales de su ciudadanía, ante la crisis económica», tales como «el desabastecimiento de alimentos y medicinas».

La izquierda internacional calla. Unidas Podemos y el partido comunista ha enviado a sus militantes a manifestarse frente a la embajada de Cuba en Madrid en muestra de apoyo al régimen represor.