'HAY ÁNIMO DE VENGANZA'

El abogado de Iglesias anuncia una querella criminal contra Podemos por calumnias

|

Podemos se ha visto implicado en un tremendo escándalo justo en el momento en el que negocia su entrada en el gobierno de coalición con el PSOE. Sobre la mesa está el testimonio de dos exabogados de la formación que acusan al partido de ocultar «irregularidades» tanto financieras como en algunos procesos de primarias.

El letrado José Manuel Calvente ha anunciado va a interponer una querella criminal por calumnias contra el partido liderado por Pablo Iglesias, por difundir que el motivo de su cese es una denuncia por acoso sexual y laboral a una trabajadora.

El despido de Calvente se hizo público este miércoles después de que su compañera del equipo legal y hasta ahora Responsable de Cumplimiento Normativo del partido, Mónica Carmona, denunciara en una carta dirigida a la dirección que ambos iban a ser cesados como «represalia» por investigar «irregularidades muy graves que podrían comprometer seriamente al partido como entidad jurídica desde un punto de vista penal», y que afectarían a miembros de la cúpula.

Fuentes del partido morado se apresuraron a negar estas acusaciones.

Calvente ha asegurado en un comunicado que «es rotundamente falso» que se le haya abierto un expediente por acoso sexual y laboral y que este sea el motivo de su despido. «No ha existido ningún expediente ni investigación de ningún tipo contra mi persona en todos los años que llevo trabajando para Podemos. Ni tan siquiera ha sido alegado como motivo de despido», ha sentenciado.

En este sentido, afirma que estas «difamaciones obedecen a un ánimo de venganza desde que se tuvo conocimiento de las investigaciones que estaba realizando» dentro del partido sobre miembros de la cúpula, y que denunció Carmona en su misiva a la dirección estatal.

Calvente menciona en concreto al secretario de Organización, Alberto Rodríguez, y a la portavoz adjunta en el Congreso y miembro de la Ejecutiva Ione Belarra, a quien responsabiliza del «complot» para desacreditarle.