PUBLICIDAD
ATAQUE A LOS CATÓLICOS

El ataque de Compromís al derecho a la asistencia religiosa: pide expulsar a los sacerdotes de los hospitales

|

Compromís, uno de los socios de investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere que la asistencia religiosa y espiritual deje de ser un derecho y ha solicitado la exclusión de los sacerdotes católicos que prestan sus servicios en la red de hospitales públicos y los ha comparado con integrantes de “sectas”.

El senador Carles Mulet ha registrado sendas preguntas dirigidas al Gobierno comunista en la que reclama que “garantice la aconfesionalidad del Estado” en los centros sanitarios “no respetada en los convenios exclusivos con la Iglesia Católica”.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la tesis que sostiene Compromís, “el Convenio de 23 de abril de 1986 sobre asistencia religiosa católica en los centros hospitalarios del Instituto Nacional de Salud atenta contra la aconfesionalidad del Estado consagrada en nuestra Constitución”.

Bajo la premisa de que “la asistencia religiosa no forma parte de ninguna rama de la medicina moderna”, la formación que respaldó la investidura de Sánchez lamenta que el Gobierno garantice con fondos públicos la presencia de sacerdotes en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde mantiene las competencias de sanidad, “donde la religión con más seguidores no sería la católica”.