RECLAMA LOS ANEXOS

El Congreso admite a trámite la exigencia de VOX y pide al Gobierno las actas de la negociación con ETA

|

La Mesa del Congreso de los Diputados ha acordado admitir a trámite la petición de cinco diputados del grupo parlamentario VOX que reclamaban que la Cámara solicitara al Ejecutivo la documentación de la última negociación del Gobierno con la banda terrorista de ultraizquierda ETA. Así lo ha trasladado el organismo a los peticionarios en un escrito de respuesta fechado el pasado 15 de enero y firmado por el secretario general del Congreso, Carlos Gutiérrez Vicén, funcionario que lleva en el cargo desde 2014, según recoge El Confidencial.

La Mesa reclama así a distintos ministerios tanto las actas de las conversaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como los anexos a las mismas, que en teoría deberían estar en manos del Centre for Humanitarian Dialogue Henri Dunant, que intermedió en la negociación entre la banda terrorista y el Gobierno socialista.

En concreto, en cumplimiento de la petición formulada por VOX, el órgano solicita «diversa documentación que se encuentra bajo la custodia» de la citada fundación internacional con sede en Ginebra (Suiza).

Las actas de las negociaciones están depositados en un banco y custodiados por el facilitador de los encuentros, la Fundación suiza Henry Dunant con sede en Ginebra.

La Henri Dunant ejerció como notario de los distintos encuentros mantenidos durante varios meses por delegados de la banda terrorista y enviados del Gobierno, supervisó los mensajes que salían a los medios de comunicación y trató de que ambas partes cedieran con el fin de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas.

Varios observadores de la fundación viajaron en repetidas ocasiones hasta España para llevar a cabo estas tareas. En el transcurso de esa labor, los enviados se llevaron documentación que está aún almacenada.

Las actas fueron intervenidas por las autoridades galas y remitidas a España. En esa documentación, Zapatero advirtió a un ‘mediador’ de ETA de que la policía francesa tenía previsto dar un golpe importante a la organización armada tras la detención del terrorista Ramón Sagarzazu a finales de mayo de 2005. La relación entre ETA y el Ejecutivo tenía a este ‘mediador’, del que no mencionaba el nombre, como enlace único entre ambas partes.