PUBLICIDAD
LOS ESPAÑOLES, A LA INTEMPERIE

El coronavirus y el gobierno chorras

|

A ver si dejamos de hacer el mono. La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de aconsejar que se extremen las medidas agresivas de los gobiernos para evitar la plaga de los contagios en masa; en Italia y en Francia piden a la gente que deje de darse la mano y camine a un metro de distancia de los demás viandantes; cierran los colegios; se prohíben los actos tumultuosos, las concentraciones; piden a los mayores de 65 años que no salgan de casa. ¿Y en España? Aquí, para empezar, el presidente Pedro Sánchez no ha dicho esta boca es mía. El ministro de Sanidad, casi tampoco. Han delegado todo al Sr Simon, un técnico sobre el que harán recaer todas las culpas de la inacción política y acabaran abrasando.

Mientras el virus se propaga por España como Pedro (Sánchez) por su casa, y acusan de histeria a los ciudadanos preocupados por la pandemia, el gobierno está en el monotema de vender la Constitución al mejor postor (presupuestario), subir impuestos, adoctrinar a los niños, introducir la eutanasia, celebrar el hiperfeminismo atrofiado de Montero, hacerse selfies, pedir cárcel para los periodistas y regar con el dinero de nuestros impuestos a la red económicamente clientelar y políticamente servil del socialcomunismo en el poder.

PUBLICIDAD

¿Recuerdan Uds. lo que hizo la izquierda con el Prestige, que fue un accidente o con la intoxicación de la Colza? La izquierda hizo una explotación política de libro de aquellas circunstancias. Se trataba de derribar al gobierno como fuera. La política es así.

Hoy, en España, la política mira hacia el lado chorra del gobierno. Pero de su gestión de la crisis sanitaria más importante de los últimos lustros ni pio. Todo se reduce a que no cunda el pánico, que estemos tranquilos, que no nos preocupemos. El Gobierno está en la ideología. La oposición, en la nada. Los españoles, a la intemperie. Al parecer el próximo día 8 se va a celebrar una gran manifestación en Madrid para que la gente se contagie a gusto. Lo iremos comentando.