NO LA RECIBIRÁN HASTA NOVIEMBRE

El drama de los ERTE: más de 150.000 trabajadores no han cobrado todavía la prestación

|

Más de 150.000 trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor presentados durante el estado de alarma siguen sin haber cobrado la prestación por desempleo, según ha denunciado el Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos. Su documento revela que más de 250.000 empresas aún mantienen vivo el ERTE por fuerza mayor que presentaron durante el estado de alarma.

Las quejas y las peticiones de auxilio siguen llegando al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) por todas las vías posibles -cientos de afectados no cobrarán su prestación hasta el mes de noviembre o incluso más tarde- y desmoronan el escenario perfecto creado por el Gobierno de Pedro Sánchez, que este martes ha celebrado los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social, el «mes del empleo por excelencia», aunque España cuente todavía con 1,3 millones de trabajadores en ERTE y 1,1 millones de autónomos cobrando la prestación por cese y el paro haya bajado en julio en 89.849 personas, tras subir 5.107 personas en junio, 26.573 personas en mayo, 282.891 en abril y 302.265 parados en marzo, según ha recordado el economista Daniel Lacalle en su cuenta de Twitter.

«No entendemos por qué seguir ocultando las cifras reales, cuando la sociedad sigue siendo un clamor por el alto número de casos que todos conocemos de personas que aún no han cobrado el subsidio y no se trata de ejemplos aislados», señaló la pasada semana el presidente de los Gestores Administrativos, Fernando Santiago. En este sentido, afirmó hasta que las empresas no recuperen el nivel de ingresos anterior al estado de alarma, se deben seguir estableciendo mecanismos que impidan hacerlas caer.

«El Gobierno debe entender que el proceso que se ha seguido para negociar las ayudas europeas es el proceso que reclaman las empresas para sí mismas. Si queremos mantener el nivel de empleo o, al menos, que no sufra mucho, se deben establecer mecanismos adicionales de préstamos y ayudas reales, eficaces y ágiles para las empresas», añadió.