QUIEREN DESACRALIZARLO

El Gobierno contempla ‘demoler’ elementos arquitectónicos para ‘resignificar’ el Valle de los Caídos

|

El Gobierno en funciones presidido por Pedro Sánchez ya plantea nuevas actuaciones en el Valle de los Caídos para llevar a cabo nuevos traslados de víctimas enterradas en las criptas subterráneas de la Basílica.

En un informe técnico publicado por Patrimonio Nacional, el Ejecutivo ha admitido que será necesario demoler elementos arquitectónicos del conjunto monumental.

«Dadas las condiciones de las estructuras de las criptas y, en especial. dado el estado de conservación de los elementos de entrevigado, no es seguro el acceso de personas al interior de las criptas«, afirma el documento el Instituto Torroja, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), según recoge Okdiario.

Por ese motivo, señala que será «preciso adoptar medidas suplementarias, que podrían suponer, por ejemplo, el apeo, sustitución o suplementación de los elementos de entrevigado o la construcción de pasarelas de paso seguras».

Exhumación de José Antonio Primo de Rivera

Republicanos acudieron el pasado domingo al Valle de los Caídos en una protesta organizada por asociaciones memorialistas para reclamar la exhumación de los restos de José Antonio Primo de Rivera.

La concentración fue convocada por el Foro Social de la Sierra de Guadarrama, Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y La Comuna.

En declaraciones a los medios, Arturo Peinado, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, señaló que la exhumación de Franco era el «primer escalón de una escalera» que había que subir, para continuar, ha dicho, con la desacralización del Valle de los Caídos.

La ‘resignificación’ del Valle

Unidas Podemos, que ahora formará parte del Gobierno de España si sale adelante la investidura de Pedro Sánchez, ya propuso la completa «resignificación» del espacio y afirmó que había que «demoler» la gran Cruz y arrebatar la basílica a la Iglesia.

Y Sánchez aceptó debatir sobre la desacralización de un espacio construido con la finalidad de recordar a los muertos del bando nacional y del republicano, de los dos, y el drama de la Guerra Civil, un lugar para la reconciliación y de concordia.