'EVITÓ UNA CRISIS DIPLOMÁTICA'

El Gobierno del frente popular impidió que la Policía deportara a Delcy Rodríguez

|

El Gobierno ha admitido este martes que intercedió por la vicepresidenta de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, para evitar que la Policía la deportara nada más pisar suelo español en cumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea.

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha dicho que la intervención del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, «evitó una crisis diplomática con Bruselas y Venezuela».

«Si esta persona hubiera entrado en territorio español se hubiera producido una crisis con la UE y Venezuela», ha dicho. «Nuestra obligación era hacer cumplir las sanciones. Y esta persona nunca atravesó el control de fronteras«, ha añadido.

Esas sanciones obligaban a la Policía española a deportar a Rodríguez en el siguiente vuelo a Caracas, según han explicado fuentes policiales y aeroportuarias a este diario.

Fuentes del Ejecutivo, según recoge Vozpópuli, han admitido que si «Ábalos no hubiera intervenido, la Policía habría rechazado» a Rodríguez.

Rodríguez pasó varias horas en tránsito en el aeropuerto de Barajas hasta salir al día siguiente de España en un vuelo comercial rumbo a Doha. Algunas fuentes jurídicas consideran que impedir el cumplimiento de estas sanciones, es decir la deportación por parte de la Policía, podría constituir un delito de prevaricación.

La gestión de Ábalos consistió, según el Gobierno de Pedro Sánchez, en recordarle a Rodríguez que no podía pisar suelo español. El ministro de Transportes negó en un primer momento haberse reunido con la vicepresidenta de Venezuela, pero días después admitió un encuentro de 25 minutos a bordo del avión.

También negó inicialmente que Rodríguez bajara de ese vuelo y más tarde reconoció que no sólo bajó, sino que se marchó al día siguiente a Doha en vuelo comercial.