OTRA CESIÓN MÁS

El Gobierno, dispuesto a cambiar a la Fiscal General del Estado para contentar a ERC

|

Los equipos negociadores del PSOE y ERC se reúnen este martes en Barcelona en el que será su tercer encuentro para avanzar en la negociación de la eventual investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Los condenados por un delito de sedición por el proceso separatista ya han entrados de lleno en la negociación entre ERC y PSOE. En este escenario juega un papel relevante la actual Fiscal General del Estado, María José Segarra, quien en todo momento ha mantenido una actitud de firmeza en esta causa y respaldado en todo momento a los cuatro fiscales del Tribunal Supremo que llevaron la acusación pública en toda la instrucción y posteriormente el enjuiciamiento.

Según recoge La Razón, la primera cuestión complicada a la que se va a tener que enfrentar el Ministerio Público será cuando los Servicios Penitenciarios clasifiquen a los condenados por esa causa. Si es en segundo grado ordinario no se planteará problema alguno; que sí puede surgir, en cambio, si se les otorga directamente el tercer grado o se les clasifica en segundo grado pero con aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciarios, que les permitiría en la práctica disfrutar de las mismas condiciones que si estuviesen en tercer grado.

La postura del Ministerio Fiscal en coherencia con la mantenida hasta ahora debería ser la de recurrir cualquier clasificación que suponga un trato de favor a presos que han sido condenados a penas entre nueve y tres años de prisión. La Fiscalía ya solicitó, sin éxito, la aplicación del artículo 36.3 del Código Penal en su escrito de conclusiones definitivas, para evitar que los condenados a más de 5 años de cárcel puedan optar rápidamente al régimen de semilibertad penitenciario en Cataluña y mantuvo el delito de rebelión.

En este sentido, una de las presiones de ERC al PSOE pasarían por sustituir a Segarra, cuya independencia ha sido puesta en valor por todos los fiscales y asociaciones, por otro más «voluble» y partidario de ceder ante el separatismo.

Calificación penitenciaria

La secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, y el consejero de Exteriores, Alfred Bosch, han reconocido que el futuro tratamiento penitenciario de los nueve condenados a penas de prisión por el 1-O, entre ellos el presidente del partido, Oriol Junqueras, está sobre la mesa de las negociaciones entre PSOE y ERC para el apoyo de los republicanos a la investidura.

Bosch fue el más directo, asegurando que su formación sigue reclamando la libertad de los presos dentro de las negociaciones con los socialistas.