EN SU ESTANCIA EN ESPAÑA

El Gobierno montará un dispositivo especial de seguridad para Greta

|

«La agenda de Greta en Lisboa acabó el martes por la mañana en el muelle. No habrá más informaciones». Es el mensaje que ha deslizado el equipo de la activista sueca, que ha decretado silencio sobre su estancia de «algunos días» en la capital portuguesa.

Greta Thunberg, que dijo que estaba cansada a su llegada a Lisboa, pasará varios días en Portugal. Su entorno no revela detalles ni siquiera cuándo o cómo partirá hacia Madrid, donde participará el viernes en un manifestación contra la «crisis climática». Desde su equipo indican que su agenda para estos días de descanso en Portugal es «privada» y no se contemplan encuentros públicos con activistas lusos.

En la resaca de la llegada de Greta a Lisboa, el silencio se combina con las incipientes críticas que tachan de «circo» su bienvenida, en la que participaron unas 200 personas, entre ellas el alcalde de la ciudad, Fernando Medina, así como líderes de partidos ecologistas, y que fue retransmitida en directo.

Mientras tanto, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este miércoles que tomarán con la joven activista Greta Thunberg las medidas de seguridad que se revelen como necesarias siguiendo el protocolo de «cualquier persona con una determinada e importante proyección pública».

«Greta como cualquier persona con una determinada e importante proyección pública, las circunstancias de seguridad respecto a su persona evidentemente se evalúan y se adoptan medidas precisas y necesarias por esas circunstancias de proyección pública que tiene», ha respondido Grande-Marlaska a una pregunta de la prensa durante su visita en Ifema a la Cumbre del Clima contra el Cambio Climático (COP25).