EL PASADO DOMINGO

El inolvidable gesto del prior del Valle con los fieles a los que se les impidió asistir a misa

|

El padre Santiago Cantera, un hombre valiente que trató de evitar el capricho electoral de Pedro Sánchez de profanar la tumba de Francisco Franco, que se culminará la próxima semana, tuvo el pasado domingo un gesto inolvidable al salir y acercarse a la entrada del recinto a bendecir a los fieles a los que se les había impedido asistir a misa en el Valle de los Caídos.

Sereno, firme en sus convicciones y sin un ápice de rendición fue a saludar y a recordar que, tal y como dijo Santa Teresa, que este martes se celebra su festividad, «sólo Dios basta». Los feligreses le dieron las gracias por su coraje. «Es usted un héroe». «No, no hay héroes», respondió.