PIEZA SEPARADA DE 'TÁNDEM'

El juez imputa a Corinna Larsen y a Juan Villalonga por contratar a Villarejo

|

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha reabierto este lunes la pieza 5 de la macrocausa ‘Tándem’ para investigar si Corinna Larsen contrató al comisario José Manuel Villarejo, y ha citado a declarar a ambos en calidad de imputados a principios del próximo septiembre.

En su auto, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 ha imputado también al que fuera socio de Villarejo en el Grupo Cenyt, Rafael Redondo, y al expresidente de Telefónica Juan Villalonga. Villarejo y Redondo están citados el 7 de septiembre a las diez de la mañana, mientras que los empresarios acudirán al día siguiente a la misma hora.

Esta pieza versaba sobre supuestos encargos que Corinna habría hecho a Villarejo, revelados por las conversaciones que mantuvo éste con la empresaria alemana y que grababa. En una de ellas, ocurrida en Londres en 2015 y en la que también estaba Villalonga, Corinna relataba los supuestos negocios opacos del Rey Juan Carlos en los que, según afirmaba, fue utilizada como testaferro.

‘Carol’ -por el nombre que utilizaba Villarejo para referirse a la empresaria alemana– fue archivada provisionalmente el 7 de septiembre de 2018 por el anterior instructor de la macrocausa, Diego de Egea, quien no veía indicios para continuar investigando ni al comisario jubilado ni a su socio y aseguraba que no había «datos» ni «documentaciones» que prueben las afirmaciones que hizo la empresaria alemana sobre el Rey emérito sobre supuesto cobro de comisiones.

En el auto de este lunes, García Castellón explica que después del sobreseimiento provisional, el juzgado ha recibido diversos oficios policiales en los que se ha analizado el material intervenido en los domicilios de los investigados en esta pieza y la solicitud de cooperación judicial remitida por la Fiscalía suiza en relación con estos hechos, por los que el Ministerio Público de aquel país interesaba la colaboración de la Audiencia Nacional por la conexión entre ambas investigaciones.

En concreto, la reapertura de la pieza se dirige a esclarecer la posible existencia de un encargo por parte de Corinna Larsen a Villarejo que buscaría la obtención de unos datos correspondientes a una persona de nacionalidad española, así como recabar todas las circunstancias que pudieron rodear este hecho, «sin perjuicio de que ello pueda llevar a otros tipos de infracciones».

El instructor detalla una de las conversiones mantenidas entre Villarejo y Corinna Larsen -encontrada en un archivo localizado en casa del comisario- en la que ella expone sus inquietudes respecto a una asistente personal española que pudiera estar filtrando información sobre su vida privada.