PUBLICIDAD
ALTOS CARGOS LO SABÍAN

El ministro de Sanidad conocía la letalidad del virus antes del aquelarre feminista del 8-M

|

El Ministerio de Sanidad mostró una asombrosa inacción ante el coronavirus al permitir la celebración de eventos multitudinarios, y jalear y llamar a la participación en los aquelarres feministas del 8-M -solamente en el de Madrid se congregaron más de 120.000 personas-.

Y todo pese a que organismos europeos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) redoblaban las alarmas y alertaban de los riesgos de propagación con la celebración de eventos abarrotados de público.

PUBLICIDAD

El 24 de febrero, por ejemplo, la OMS advirtió de que hay que había que “estar preparado” por si se desataba “una pandemia”. Dos días después, el Ministerio de Sanidad tuiteó “al llegar de una zona de riesgo puedes hacer vida normal”.

El 6 de marzo, con 365 casos y tres muertos ya en España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, animó a la población a salir a la calle el 8-M porque, a su juicio, “sin feminismo no hay futuro”.

Pese a ello, según recoge La Razón, altos cargos del ministerio como la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio, ya sabían la letalidad del virus. En un encuentro con comunicadores especializados organizado por la Asociación de Periodistas de la Salud (ANIS) y celebrado el 2 de marzo en Madrid, mostró la preocupación de su departamento por el estallido de la pandemia en China y por la situación de Italia, “más cerca de casa”. En este sentido, aseguró que Sanidad no contemplaba tomar medidas especiales.

PUBLICIDAD