LLAMA 'FASCISTAS' A LOS DIRIGENTES DE VOX

El odio como arma electoral del PSOE

|

El PSOE ha recurrido al “miedo” a VOX y al odio para tratar de movilizar al votante de izquierdas de cara a las elecciones del próximo domingo. Después de proponer una reforma del Código Penal para “tipificar como delito la apología del franquismo” e imponer así el delito de opinión y su verdad como verdad oficial -por ley-, ha recurrido a la burda descalificación al adversario al tildar de “fascista” a la formación liderada por Santiago Abascal.

Fascistas, son fascistas y al fascismo sólo lo frena este partido votando el próximo 10 de noviembre”, dijo el pasado martes la candidata del PSOE al Congreso por Asturias, Adriana Lastra, en un mitin en Gijón. En el mismo acto, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, manifestó que Abascal, que se jugó la vida en el País Vasco al plantar cara a la banda terrorista de ultraizquierda ETA, y VOX representaban la España de “blanco y negro que dejamos hace 44 años y que no va a volver jamás, por más que ellos quieran”.

En esta campaña, en la que el partido había preferido incidir en la idea de un Gobierno “fuerte” y “estable”, al final, como siempre, ha apelado al “miedo a la derecha” que, según dicen, “no viene sola, sino acompañada de VOX”. “El PP con los franquistas”, señalan para incentivar la participación de la izquierda, antes de recordar que las encuestas les dan más de 40 escaños y la posibilidad real de ser tercera fuerza en España.

Mientras, desde las filas de VOX, se llama a no dejarse “trastornar” por las encuestas y “no ir con expectativas” a votar, puesto que su partido “no se rendirá” y construirá “la alternativa patriótica”.

Abascal ha recordado que los sondeos “trastornan a cualquiera” y ha opinado que es “muy importante” que no les ocurra a sus seguidores. “Venimos a ganar las elecciones y a decir que si no lo logramos lo intentaremos en las otras, y si no en las otras, pero nunca tiraremos la toalla ni nos rendiremos, porque estamos convencidos de que lo que defendemos responde al interés general”, dijo el pasado martes en un mitin en Dos Hermanas, tradicional feudo socialista.

Asimismo, garantizó que sea cual sea el veredicto de las urnas y los escaños que den a VOX, con ellos se construirá la alternativa patriótica, “cueste un año, dos años o diez”.