EXIGENCIAS AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO EN FUNCIONES

El PNV reta a Sánchez con la anexión de Navarra y la gestión de la Seguridad Social

|

El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha señalado este jueves que mantiene conversaciones con el PSOE y vaticina que «la cosa podría funcionar» para la investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, asegurando que el PNV pondrá encima de la mesa las transferencias de la gestión de la Seguridad Social a las autoridades vascas.

Según ha reiterado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, esta transferencia «está en el Estatuto» de Guernica y la Justicia avala esta posición. «Evidentemente siempre lo vamos a exigir porque está en el Estatuto, casualmente hubo una sentencia del Tribunal Constitucional que viene a decir eso», ha señalado.

«Aquí hay un contenido estatutario y se habla en el fallo de la seguridad social, hay que concretar a qué se refiere y definir hasta qué nivel, pero la comunidad tiene competencias y eso habrá que enfrentarlo tarde o temprano», ha recalcado.

La anexión de Navarra

Además, los nacionalistas quieren que en el futuro Estatuto vasco que promueven ahora de la mano PNV y Podemos -con la coalición que forma junto a Equo e Izquierda Unida- se abra la puerta a la anexión de Navarra.

Según El Independiente, el proyecto de estatuto del PNV considera que el nuevo sujeto político en el que se transformaría el País Vasco «respondería a la expresión de la identidad nacional» manifestada por la ciudadanía de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. Los nacionalistas establecen que la Comunidad Foral de Navarra «tendría derecho» a integrarse en el nuevo País Vasco que se propone y a establecer «órganos comunes».

Estos órganos funcionarían en una relación confederal, eludiendo así el artículo 145 de la Constitución que prohíbe la federación de comunidades autónomas.

El nuevo Estatuto -cuya propuesta será entregada el próximo lunes a los parlamentarios vascos para que la transformen en una proposición de ley- pretende asimismo vaciar de competencias al Estado en el País Vasco, imponer una relación de «bilateralidad» entre esta comunidad autónoma y el resto de España, y abre la puerta al «derecho de autodeterminación» a través de una Disposición Adicional en la que se reconoce el «derecho a decidir pactado con el Estado».