DESASOSIEGO EN EL MUNDO DEL TORO

El próximo gobierno comunista pone en peligro la tauromaquia

|

«Garantía de un trato digno a los animales». Esta es la frase que figura en el punto número 3 del documento firmado el pasado lunes por Pedro Sánchez y el comunista Pablo Iglesias para el gobierno de coalición y que ha llenado de preocupación al mundo del toro.

«Yo no duermo tranquilo simplemente por el hecho de que Pedro Sánchez sea presidente del Gobierno. Si a eso se le añade que va a pactar con un partido así, no solo se me quita el sueño, sino que se me quita el apetito», ha dicho Miguel Abellán, torero y director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, según recoge el diario ABC.

En este sentido, Abellán recuerda que «la Fiesta está recogida en el Tribunal Constitucional como cultura de primer nivel y ni se puede prohibir ni se puede modificar».

Por su parte, Victorino Martín subraya que «como español estoy preocupado, pues no sabemos qué va a pasar», aunque desde su posición de presidente de la Fundación del Toro de Lidia pide «calma»: «Vamos a estar preparados, pero vamos a esperar un poco. Entiendo que no les puedan gustar los toros, pero que respeten a los que sí, que no son pocos (alrededor de cinco millones de espectadores)».

Mundo Toro, portal taurino, recoge la noticia del acuerdo entre socialistas y comunistas y añade: «esta medida supondría un grave peligro para el desarrollo de la Tauromaquia y del resto de variantes, defendidas por La Constitución y que ratifica varias sentencias del Tribunal Constitucional«.

Los festejos taurinos tuvieron un impacto económico de 4.500 millones de euros en 2017, lo que supone un 0.36 por ciento del producto Interior Bruto, y en el caso de la Comunidad de Castilla-León, por ejemplo, alcanza el 1,5 por ciento. La patronal del sector, ANOET, estima que el abono de San Isidro en Madrid mueve 72,8 millones de euros en poco más de un mes. Esta cifra incluye 46,8 millones de euros de repercusión económica en sectores como la restauración (24,5 millones) o la hostelería (16,5 millones).