PUBLICIDAD
CESIÓN ANTE LOS PROETARRAS

El PSN acepta la exigencia de Bildu de controlar las cárceles para beneficiar a los etarras

|

«El PSOE de Navarra y el PSOE tenemos la misma posición, y es que con Bildu no se acuerda nada». Esta fue la afirmación de Pedro Sánchez en rueda de prensa en La Moncloa el pasado 6 de junio. Nada más lejos de la realidad. El PSOE ha acabado confirmando a los herederos de Batasuna como interlocutores válidos, a la misma altura de Navarra Suma -la coalición conformada por UPN, PP y Ciudadanos-.

«Hoy es un día tristemente histórico porque una presidenta socialista de Navarra recibe a EH Bildu dándole un carácter de normalidad total y absoluta como si fuera una formación política más, y no lo es», señaló este miércoles el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza.

PUBLICIDAD

La socialista María Chivite llegó a la presidencia de Navarra con el permiso de los proetarras. Para que salgan adelante los presupuestos también los necesita. Por ello las cesiones. Uno de ellas, la transferencia de las Prisiones y la elaboración de un «modelo penitenciario propio» o un sistema orientado a la reinserción de los presos, mediante la gestión de las cárceles.

Según publica OKdiario, la idea se diseñará en un equipo de trabajo. El pasado lunes, el Gobierno de Chivite avaló textualmente el concepto de «nueva política penitenciaria» al suscribir una declaración institucional, con Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E, contra la dispersión de los presos.

Es preciso señalar que el fin de la dispersión es sólo una de las demandas de Bildu, de la coalición que sigue justificando y amparando el terrorismo etarra, en materia penitenciaria. Insisten también en acabar con todas las «medidas de excepción» de los presos. También quieren impulsar un «proceso de excarcelación y vuelta a casa de las ‘personas huidas'».

PUBLICIDAD