PARA QUE PERMITA LA INVESTIDURA

El PSOE ofrece a ERC el cese de la fiscal general del Estado

|

El relevo de María José Segarra como fiscal general del Estado ha formado parte de las conversaciones que están manteniendo el PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez.

Desde las filas del PSOE se sigue presionando para que faciliten la investidura lo antes posible. El último ofrecimiento ha sido precisamente el cambio en la Fiscalía General del Estado para imponer una actitud más laxa hacia los líderes del golpe separatista.

Segarra fue nombrada por el Ejecutivo socialista en junio del pasado año. Sustituyó en el cargo a Julián Sánchez Melgar, que se hizo cargo de la Fiscalía General del Estado tras la repentina muerte de José Manuel Maza. El choque entre Segarra y el Gobierno se escenificó antes del juicio a los líderes secesionistas. La Abogacía General del Estado, dependiente del Ministerio de Justicia y que representa los intereses del Gobierno, dejó sola a la Fiscalía y rebajó su escrito de acusación a los delitos de sedición y malversación.

La Fiscalía, sin embargo, mantuvo la rebelión. El Tribunal descartó la rebelión en la sentencia y Oriol Junqueras, entre otros, fue condenado por sedición.

Tras la sentencia en la que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dice que Oriol Junqueras era eurodiputado desde la proclamación de los resultados, la Fiscalía ha considerado que no implica su excarcelación porque sobre él pesa una condena firme, y ha pedido al Supremo que ejecute la pena de inhabilitación a la que le sentenció.

En un escrito remitido a la Sala que juzgó y condenó a 13 años de prisión a Junqueras por sedición y malversación en el proceso secesionista, los fiscales del caso han considerado que su situación no ha cambiado.

Dado que no está sujeto a ninguna medida cautelar, sino condenado en firme -explican-, la Fiscalía ha pedido que se ejecute su pena de 13 años de inhabilitación y ha urgido a que se remita la sentencia al Parlamento Europeo «a fin de que surta los efectos oportunos en relación con la pérdida de su condición de europarlamentario».