AL MARGEN DEL PARLAMENT

ERC copia a ETA y exige a Sánchez una ‘mesa de partidos’ para permitir su investidura

|

ERC ya pone precio a permitir el gobierno comunista presidido por Pedro Sánchez y con Pablo Iglesias como vicepresidente. Se abstendrá para facilitar la investidura si se acepta regresar a la cumbre de Pedralbes. Es decir, si se compromete a «crear una mesa de negociación política entre iguales, entre las instituciones catalanas y el Estado» para abordar una «salida política» al golpe separatista catalán.

Pere Aragonès, coordinador nacional de ERC, ha concretado que esa negociación tendría que abordarse en una mesa de partidos al margen del Parlament y del Congreso, dando continuidad a la reunión bilateral mantenida entre Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el pasado 20 de diciembre. «Sólo así nos podremos plantear facilitar el Gobierno», ha precisado

En la misma línea, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha emplazado este miércoles a los comunes a defender desde el Consejo de Ministros la libertad de los presos separatistas y el derecho a la autodeterminación, y a forzar un giro del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, respecto al golpe secesionista.

Un día después de que Sánchez e Iglesias sellaran un acuerdo para conformar un Gobierno de coalición, Torra ha evitado pronunciarse abiertamente sobre si los separatistas deben facilitar o bien bloquear este pacto desde el Congreso.

En la sesión de control al president en el Parlament, Torra ha afirmado que es el momento de que los comunes pongan sobre la mesa del Consejo de Ministros «todo lo que han defendido hasta ahora» sobre Cataluña, sobre su «derecho a decidir» y sobre la necesidad de «acabar con la cloacas y con la judicialización de la política».