PUBLICIDAD
España

España cierra las fronteras terrestres, pero no adopta medidas en puertos y aeropuertos

|

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado que a partir de la próxima medianoche se restablecerán los controles de fronteras terrestres, hasta el fin del estado de alarma. Solo se permitirá la entrada en territorio nacional por esta vía a ciudadanos españoles; personas residentes en España; trabajadores transfronterizos y aquellos que acrediten, documentalmente, causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, ha señalado que la medida tampoco afectará al personal diplomático extranjero, en desplazamientos vinculados a su actividad, ni al transporte de mercancías, “con el fin de asegurar la continuidad de la actividad económica y preservar la cadena de abastecimiento”.

PUBLICIDAD

Grande-Marlaska ha incidido en que la medida se ha tomado en coordinación con los Gobiernos europeos, que este lunes por la mañana han celebrado por vía telemática un Consejo de Ministros conjunto de Interior y Sanidad. “El objetivo es garantizar la salud pública y doblegar la curva de infectados”, ha dicho antes de añadir: “Estoy convencido que lo vamos a conseguir a corto plazo, que unidos saldremos adelante”.

El Gobierno español adelantó además este domingo a Portugal y a Francia que esta decisión era muy probable, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habló con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa.

Lo que se hace desde esta medianoche es activar el artículo 28 del Código de Fronteras Schengen, que permite restablecer temporalmente los controles en las fronteras interiores en situaciones como la del actual estado de alarma por crisis sanitaria. La medida no afecta a aeropuertos ni puertos, ni tampoco a Gibraltar o Andorra.

No se descarta cerrar la frontera aérea

En cuanto a las fronteras marítimas y aéreas, se ha limitado a señalar que se pueden considerar todas las posibilidades en función de las circunstancias de cada momento, remitiéndose a una reunión de mañana entre los líderes de la Unión Europea. “Se tomarán las medidas precisas en el momento oportuno”, ha enfatizado tras subrayar la unidad de acción.

Este lunes por la mañana ya había siete países de la UE -Austria, Hungría, República Checa, Dinamarca, Polonia, Lituania y Alemania- que habían notificado a la Comisión Europea que han impuesto controles en sus fronteras interiores.

PUBLICIDAD