HUGO CARVAJAL

Guerra en la Audiencia Nacional a propósito del exgeneral bolivariano

|

El juez José Ricardo de Prada, amigo del prevaricador Baltasar Garzón, ha manifestado su «profundo malestar y desacuerdo» por que un consejero de la Embajada española en Washington haya accedido, según él, a al menos a un magistrado para abogar por una «determinada solución» en la extradición a EEUU del exgeneral venezolano Hugo Carvajal.

De Prada ha sido uno de los cuatro jueces que han emitido voto discrepante con la decisión del pleno de la Sala de lo Penal (18 magistrados) de acceder a la entrega de Carvajal para ser juzgado en Estados Unidos por delitos que en España equivalen a pertenencia a organización criminal o pertenencia o colaboración con organización terrorista y tráfico de drogas en su modalidad agravada.

En su voto particular, hecho público este lunes, De Prada hace referencia a un posible contacto de un consejero de la embajada española en Washington con un juez del pleno en relación a la entrega de Carvajal, que se encuentra en paradero desconocido desde que se autorizó su entrega el pasado 8 de noviembre.

Pese a esto, De Prada no menciona explícitamente por qué tipo de solución abogó esa persona.

La decisión del pleno de dar luz verde a la entrega ha supuesto un giro en el caso ya que en un principio la sección tercera, encargada del caso, denegó la extradición. Sin embargo, al recurrir la Fiscalía Antidroga, el caso ha recalado en el pleno la Sala de lo Penal, que ha accedido a la entrega.