Hundimiento de Ciudadanos: Villegas y Girauta se quedan sin escaño

|

El hundimiento de Ciudadanos en las elecciones generales de este domingo, donde ha perdido unos 2,5 millones de votos y ha pasado de 57 escaños en el Congreso a solo 10, ha provocado decepción, tristeza e incluso lágrimas en la sede del partido, visibles tanto en los militantes como en dirigentes y candidatos.

Las caras de los escasos militantes que se habían congregado en la sede de la calle Alcalá, en Madrid, reflejaban lo que luego se ha visto en los rostros compungidos de Inés Arrimadas o Begoña Villacís, que, entre otros miembros de la Ejecutiva, han salido a arropar a Albert Rivera cuando ha comparecido ante los periodistas, pasadas las 23.00 horas, para asumir el mal resultado electoral.

El líder del partido y candidato a la Presidencia del Gobierno, no obstante, ha mantenido el tipo al anunciar su decisión de convocar este lunes a la Ejecutiva nacional y proponer la celebración de un Congreso extraordinario para que los militantes decidan el futuro del partido.

Los resultados del 10N dejan sin escaño a buena parte del equipo de confianza de Albert Rivera en Ciudadanos, incluidos su secretario general, José Manuel Villegas; su secretario de Organización, Fran Hervías, y además de fichajes estrella como Edmundo Bal o históricos del partido como Juan Carlos Girauta.

Los nombres de candidatos de Ciudadanos copan la lista de aspirantes que se han quedado sin su escaño, aunque en ella figura también María del Mar Blanco, cabeza de lista del PP por Álava, que no ha logrado su objetivo, como en abril tampoco lo consiguió Javier Maroto.

Se quedan también fuera del Congreso el secretario general del grupo de Ciudadanos en la pasada legislatura, Miguel Gutiérrez, y el número tres por Barcelona, José María Espejo-Saavedra.

Entre los nuevos parlamentarios aparecen Íñigo Errejón o Marta Higueras, candidatos de Más País, que han conseguido escaño por Madrid.