POR LOS ABUSOS A MENORES TUTELADOS EN BALEARES

Iglesias, acorralado

|

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se convertía este miércoles en el protagonista más destacado de la sesión de control en el Congreso, al ser acorralado por dos parlamentarias del PP y VOX, Margarita Prohens y Mireia Borras, por el escándalo de abusos sexuales de menores tutelados en centros de Baleares, ante los que la ministra de Igualdad, Irene Montero, pidió hace unas semanas ser «prudente».

Las parlamentarias de la oposición le reprochaban que el Gobierno balear de la socialista Francina Armengol, en coalición con Podemos, haya bloqueado una comisión de investigación sobre el caso. Prohens le espetaba, también, que «del hermana sí te creo, al hermana sean prudentes» señalando la, a su juicio, incoherencia de los líderes de la izquierda en este asunto.

La diputada de VOX Mireia Borrás ha acusado al Gobierno de «hacer malabares para eludir responsabilidades» en Baleares, mientras «criminalizan a los varones con sus absurdas leyes ideológicas». Además, ha reprochado a Iglesias que pida cautela mientras ellos «incitan al odio hacia VOX por no comprar sus dogmas».

En este sentido, Borrás ha acusado al vicepresidente de tener «víctimas de primera y de segunda», de no importarle ni las mujeres ni los menores y se estar más preocupado «en ocultar sus vergüenzas que en velar por el interés de los españoles».