El imputado que señaló a Gonzalo Boye: ‘Nos dijo que tenía la manera para recuperar el dinero’

|

El abogado de Puigdemont está investigado por el presunto blanqueo de casi 900.000 euros del narcotráfico.

Uno de los implicados en la red que trató de sacar de España cerca de 900.000 euros relacionados con el narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, afirmó en la Audiencia Nacional que el abogado Gonzalo Boye, coordinador de la defensa del expresidente catalán Carles Puigdemont, les dijo que conocía una manera para «justificar» la procedencia del dinero y así poder recuperarlo.

Así lo explicó este investigado, cuyas iniciales son M.A.P.S., en su declaración a finales del pasado mes de julio ante la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, María Tardón, que investiga la organización de Sito Miñanco a raíz de la cual ha abierto una pieza separada por presunto blanqueo de capitales en la que está imputado Gonzalo Boye, quien hasta hace unas semanas defendía al ‘narco’.

En la comparecencia, que fue a petición propia, M.A.P.S. contó a la magistrada que uno de los supuestos subalternos de Sito Miñanco, Luis Enrique García Arango, le encargó a principios de 2017 que llevara junto a otras cuatro personas el dinero del narcotraficante hasta Colombia. El plan se frustró cuando el grupo fue interceptado en el aeropuerto de Barajas y los 889.470 euros, aprehendidos.

M.A.P.S. aseguró que desconocía la procedencia del dinero aunque admitió que sospechaba que su origen era ilícito, dijo a la juez que nunca ha pertenecido a la organización criminal de Miñanco y que a éste se lo había presentado García Arango con el sobrenombre de ‘Mario’ en una galería de tiro próxima a Alpedrete (Madrid).

Según afirmó, tras la incautación de los casi 900.000 euros y la incapacidad para justificar su origen es cuando hace su aparición Gonzalo Boye, con el que, según el testigo, coincidió en «cinco o seis» reuniones.

Pagarés ya utilizados

En la primera estuvieron presentes Sito Miñanco, García Arango, un abogado llamado Jesús pero del que no recuerda su apellido, Boye y el propio M.A.P.S. El tal Jesús fue quien les mostró unos «pagarés» con los que, según les contó, ya había reclamado dinero anteriormente.

En otro encuentro, explicó esta persona, fue el propio Boye el que dijo que conocía «la manera de justificar esos pagarés para recuperar el dinero», llegando a afirmar que el abogado fue quien «produjo» la documentación que presentar ante el Servicio de Prevención del Blanqueo (Sepblac).

«Gonzalo dice que va a hacer los contratos y que, cuando los tenga, Manuel tiene que ir a firmarlos para presentarlos a Hacienda», dijo M.A.P.S. a la juez Tardón, en referencia a Manuel P.G., la persona que el grupo de Barajas había señalado como propietaria del dinero.

Según su relato, «tiempo después» llegó la notificación del Sepblac rechazando los contratos aportados por Boye, subrayando que los pagarés ya se habían incorporado anteriormente en otra justificación de dinero en efectivo.

Tras contestar a Tardón y al fiscal antidroga, y a la pregunta directa de su abogado acerca de si cree que Boye fue quien lideró la trama para aportar la documentación al Sepblac, afirmó tajante: «Es correcto».