TODO PASA A MANOS DE LA POLICÍA

Indignación con el ministro Marlaska por quitar la ciberseguridad a la Guardia Civil

|

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha decidido fragmentar la estructura dedicada a la ciberseguridad y la seguridad en las infraestructuras críticas del Estado, según revela este jueves Fernando Lázaro en El Mundo.

Con esta decisión ha cedido las competencias en ciberseguridad, una de las prioridades actuales en la seguridad del Estado, a la Policía Nacional en detrimento de la Guardia Civil.

Según consta en la orden del Gobierno publicada este miércoles en el BOE, Marlaska ha decidido dividir el Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y Ciberseguridad (CNPIC), nacido en 2007, en dos organismos: el Centro Nacional de Protección de infraestructuras Críticas y la Oficina de Coordinación Cibernética.

Hasta esta fecha ambos organismos estaban dirigidos por un teniente coronel de la Guardia Civil que próximamente ascenderá a coronel, pero ahora, con la nueva estructura, el CNPIC seguirá en manos de este coronel, pero ya no tendrá competencia alguna en ciberseguridad… y todo pasará a manos de la Policía, del comisario Juan Carlos López Madera, que estará al frente de la Oficina de Coordinación Cibernética.

La decisión ha causado un gran malestar dado que es un organismo plenamente efectivo y en el que la implicación de guardias civiles y policías era muy válida en la lucha contra el cibercrimen y la protección de infraestructuras críticas.