La injerencia de la UE agrava el distanciamiento entre el Supremo y la Fiscalía por el golpe de Estado en Cataluña

|

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la inmunidad del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras habría agravado la grieta que se originó tras la sentencia del golpe de Estado catalán entre los magistrados del Tribunal Supremo que condenaron por sedición a los líderes separatistas, y los fiscales encargados del juicio, que apostaron por la rebelión, según publica Vozpópuli.

Y este distanciamiento ha aumentado al considerar desde el ministerio público que la cuestión prejudicial elevada por el tribunal del procés, cuya petición la llevaron a cabo los magistrados sin estar obligados, fue como meter ellos mismos «la cabeza en la boca del lobo«, indica Vozpópuli, que lamentan que esta decisión ha provocado «un desastre«, aunque en principio sin efectos en la sentencia firme.

Sin embargo, entre los fiscales de Sala del Supremo insisten en que la sentencia sobre la inmunidad de Oriol Junqueras no obliga a los magistrados a pedir un suplicatorio al Parlamento Europeo, sino que simplemente habría que comunicar a Bruselas que ya está condenado.

Fuentes del Tribunal Supremo explican a este diario que decidieron preguntar a la Justicia europea los interrogantes que planteó el abogado del exvicepresidente de la Generalitat, Andreu van den Eynde, porque no tienen nada que temer de Luxemburgo.