Interior teme una Cataluña en llamas el 10-N

|

La Jefatura de los Mossos de Esquadra ha ordenado a todos sus efectivos que se preparen para un escenario de «máxima activación» de cara al 10N para proteger los colegios electorales, según un comunicado interno firmado por el comisario jefe, Eduard Sallent.

Según ha publicado El País, la previsión es que una patrulla de Mossos vigile cada punto de votación en municipios de más de 4.000 habitantes.

La Jefatura de la Policía catalana también ha acordado para el sábado -jornada de reflexión- y el domingo de las elecciones generales que se desestimen todas las solicitudes de permiso presentadas esta semana.

La máxima activación abarca a los agentes de la Comisaría General de Información y de Mediación, y a los antidisturbios de la Brigada Móvil (Brimo) y el Área de Regional de Recursos Operativos (Arro).

También está previsto que todas las comisarías territoriales activen agentes para reforzar el patrullaje preventivo en los colegios electorales la noche del sábado al domingo.

Fuentes conocedoras del dispositivo han informado de que la Policía Nacional y la Guardia Civil estarán «a disposición de los Mossos por lo que puedan necesitar» y que la coordinación entre cuerpos es buena.