MÁS DE 729.000 EUROS

La millonaria multa que deberán pagar los españoles por la publicidad encubierta de RTVE

|

La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso contencioso-administrativo presentado por la RTVE contra la resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que le condena a pagar 729.485 euros por emitir publicidad no autorizada, según consta en la sentencia -que no es firme y puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo- y recoge Vozpópuli.

Se trata de la multa más alta que ha recibido el ente público por parte del regulador y la deberán pagar todos los españoles sin que quien ordenó dicha publicidad encubierta tenga que dar explicaciones.

Hace algo más de dos años, la CNMC anunció que RTVE había incumplido la ley “al haber emitido campañas publicitarias de patrocinios culturales que podrían considerarse comunicaciones comerciales”. En concreto, el regulador apuntó a una docena de patrocinios culturales que se habían emitido de forma irregular: Bankia Hipotecas, Navidad de la ONCE, Hornos Bosch, Batidora MaxoMixx Bosch, Lavadoras Balay, Idealista, Placas de Inducción de Bosch, Pharmagrip Forte de Cinfa, Ford, Supermercado El Corte Inglés, Bering Relojes, Electrodomésticos Siemens, Elizabeth Arden y Pandora.

Por cada una de estas marcas, RTVE ha recibido una sanción de diferente cuantía: 65.503 euros (Balay), 35.750 euros (Bankia), 20,873 euros (Bering), 85.050 euros (Bosch), 36.825 euros (Cinfa), 87.325 euros (El Corte Inglés), 40.935 euros (Elizabeth Arden), 100.000 euros (Ford), 57.740 euros (Idealista), 73.938 euros (ONCE), 81.005 euros (Pandora) y 44.541 euros (Siemens).

A juicio del regulador, estos patrocinios no respetaron las condiciones establecidas en la normativa audiovisual ya que se introdujeron “elementos visuales y menciones sobre las virtudes o características de los productos o servicios promocionados, que incitan directamente a su compra”.

La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional señala que “estamos ante mensajes publicitarios que incitan directamente a la compra de bienes mediante las imágenes propias de los anuncios publicitarios, y se emiten independientemente de los programas patrocinados, ya que acompañan en todos los casos a autopromociones de programas o avances de programación”.