LA RECUPERACIÓN SERÁ MÁS LENTA

La caída histórica del PIB y la posibilidad de un rescate formal. Por Juan E. Iranzo

|

Las caídas del PIB durante el segundo trimestre son las más negativas de la historia. En el caso de España, hay que remontarse al segundo semestre de 1936, como consecuencia del inicio de la guerra, cuando la renta nacional bajo más del 20%. En la actualidad, la mayor caída se ha producido en España por la excesiva hibernación de la producción y por la lenta e incierta deshibernacion. Además, la peor situación económica no ha permitido una mejor situación sanitaria, sino todo lo contrario.

La ineficacia de la gestión del gobierno nos ha llevado a los peores resultados tanto sanitarios como económicos. Además, la recuperación será más lenta puesto que las propuestas de política económica no son las adecuadas. No se pueden subir los impuestos en recesión, la agudizas y además baja la recaudación. Además, hay que recordar que los Fondos Europeos para la recuperación no llegarán hasta ya el segundo semestre de 2021 y se periodificarán hasta el 2023. Es decir, que no nos solucionan nuestras necesidades urgentes de financiación a corto plazo.

Perspectivas 2020

Con la caída trimestral del PIB del -18,5%, que en términos interanuales es del -22,5% durante el periodo abril-junio y las perspectivas turísticas para este verano, la economía española se contraerá entre un -15%/-16% para el conjunto del 2020, con un déficit público superior al 16% del PIB y una deuda pública de casi el 130%. Es decir, es necesario emitir 240.000 millones de euros de deuda nueva y refinanciar 100.000 millones de euros más. Como los Fondos Europeos no estarán en su mayoría disponibles antes del segundo semestre del 2021, es posible que España necesite solicitar un rescate formal del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en noviembre por la imposibilidad, probable, de financiarse en los mercados internacionales.

 

Por Juan E. Iranzo, catedrático de Economía Aplicada.