PUBLICIDAD
ABOGADOS CRISTIANOS PIDE CUIDADOS PALIATIVOS

Abogados Cristianos: ‘La eutanasia permitirá el derecho a matar’

|

La presidenta de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha asegurado a las puertas del Congreso de los Diputados que la Proposición no de Ley que se debate en el hemiciclo “no es un derecho, sino una imposición” y que permitirá el “derecho a matar”.

En declaraciones a los medios, Castellanos ha asegurado que lo único que plantea esta medida son “recortes” para que los políticos “tengan sus privilegios” y ha asegurado que, a su juicio, en lugar de la eutanasia se debería promover los cuidados paliativos, que se centran en “acabar con el sufrimiento y no con la gente”.

PUBLICIDAD

Por ello, ha pedido al Gobierno que no se imponga la muerte sobre la vida debido a una ley “injusta”. Como ejemplo, la presidenta ha mencionado a Holanda, país que ha practicado la eutanasia a 500 personas que no la solicitaron. “¿Quién quiere ser de esas 500 personas? Porque seguro que ellos no”, ha exclamado.

También se hecho alusión a los socios de Gobierno del PSOE, al recordar que el partido comunista de Portugal ha votado en contra de la eutanasia mientras que Unidas Podemos solo se preocupa de sus “privilegios”. Asimismo, ha arremetido contra EH Bildu al apelar su portavoz en el Congreso a la vida y muerte digna. “Los de EH Bildu se refieren a la vida y a la muerte digna, qué paradoja. Aunque seguro que de lo segundo saben más que de lo primero”, ha asegurado.

A modo de conclusión, la presidenta, que en todo momento ha estado arropada por más de cien personas que coreaban el grito de “sí a la vida, no a la eutanasia”, ha reiterado que desde su asociación no cejarán en su empeño de “defender la vida”.

Entre estas personas se encontraba una pareja de médicos que, en declaraciones a Europa Press, han afirmado que la Ley de Eutanasia “no es necesaria” porque existen alternativas para el sufrimiento de las personas, como los cuidados paliativos o asociaciones dispuestas a cuidar de enfermos terminales.

“Hay mucho margen para el tratamiento del dolor. Hay unidades específicas y gente muy formada pero no se conoce eso”, han asegurado ambos, al tiempo que han añadido que “el temor” que tienen es que la ley sea igual que en otros países en la que se establece que solo se aplique en casos extremos pero “luego vale todo, esto es lo que se conoce como la pendiente deslizante”, han lamentado.

PUBLICIDAD