TRAS LA SENTENCIA DEL SUPREMO

La Fiscalía apunta a acusar por sedición a Trapero

|

El mayor Josep Lluís Trapero ha defendido la actuación de los Mossos d’Esquadra, ya que cumplieron las resoluciones judiciales para evitar el 1-O, y se ha desmarcado del Govern de Carles Puigdemont, por la «incomodidad» ante su hoja de ruta unilateral, que considera una «barbaridad».

En la Audiencia Nacional se ha iniciado este lunes el juicio contra Trapero, el exdirector de los Mossos Pere Soler y el ex secretario general de Interior Cesar Puig, para quienes la Fiscalía pide 11 años de cárcel por rebelión, así como contra la intendente Teresa Laplana, que afronta una petición de 4 años de prisión por sedición.

Nada más iniciarse el juicio, el fiscal Miguel Ángel Carballo ha dejado la puerta abierta a que la Fiscalía rebaje «en el momento oportuno» la acusación por rebelión, después de que el Supremo condenó por sedición a la cúpula del procés.

Carballo ha afirmado que la Fiscalía «es consciente y se hace eco de la sentencia del Supremo y lógicamente, en el momento oportuno, se valorará y considerará la conveniencia de calibrar la calificación jurídica».

El también fiscal Pedro Rubira ha insistido a preguntas de las defensas en que «este no es el momento para que la Sala pueda enterarse si el escrito de calificación es acertado o no». El ministerio público puede modificar su acusación hasta el último día del juicio previsto para el mes de marzo.