DIVISIÓN EN EL EJECUTIVO

La Seguridad del Estado alerta sobre la presencia de Iglesias en el CNI: ‘Es un peligro’

|

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, estará en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia. Se trata de la comisión que controla al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Iglesias se sentará así en esa comisión por decisión personal de Pedro Sánchez. La ley reguladora del CNI establece su composición y señala que estará dirigida por un vicepresidente nombrado por el presidente del Gobierno. Sin embargo, no será el presidente de la comisión, puesto que lo previsible es que lo haga Carmen Calvo.

Según recoge Fernando Lázaro en El Mundo, la noticia alertó a los servicios de información de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, y a los integrantes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). «Es como poner al zorro a cuidar a las gallinas», dicen.

También hay división entre los miembros del Gobierno dado que entienden que la incorporación del líder de Podemos a centros estratégicos del Estado porque puede tener una incidencia enorme en la confianza de países socios, tanto en el seno de la Unión Europea como de la OTAN.

Aunque la gran preocupación es cómo puede afectar a las relaciones de confianza en materia de seguridad y de inteligencia con Estados Unidos, unas relaciones deterioradas tras el encuentro del ministro José Luis Ábalos con la vicepresidenta del tirano Nicolás Maduro en el aeropuerto de Barajas.

Desde los servicios de información consideran «innecesario», «un disparate» y un «peligro» que Iglesias tenga acceso a las informaciones sensibles del Estado. Y recuerdan que anteriormente dijo que quería dirigir el CNI y sus posicionamientos en contra de las Fuerzas de Seguridad del Estado -sobre todo sus actuaciones ante el golpe separatista en Cataluña-. En este sentido, señalan que defendía la salida de España de la OTAN y la retirada de los militares españoles de las misiones internacionales, además de la rebaja significativa de los presupuestos de Defensa, y que la Guardia Civil constató en sus informes que era una referencia para los movimientos batasunos a favor de la salida de la cárcel de los presos de la banda terrorista ETA.

Pero sobre todo, según este medio, lo que altera la situación para los agentes de la Inteligencia y de Información, es la posibilidad de que Iglesias pueda acceder a información sensible y comprometida sobre países como Venezuela o Irán, con los que Podemos ha tenido relaciones diferentes a las que se tenían hasta ahora desde el Ejecutivo.