PUBLICIDAD
A LA EPIDEMIA

La UE responde. Por Juan E. Iranzo

|

La crisis del Covid-19 está afectando asimétricamente a los países de la UE, sin embargo se ha producido una respuesta, conjunta y adecuada a la crisis económica que ha provocado el patrón de la actividad productiva. La Política Monetaria es común para los países de la UEM y el BCE ha respondido con firmeza anunciando la compra de 750.000 millones de € de títulos públicos y privados para garantizar la liquidez y ha reducido los requisitos de los colaterales que emplean los Bancos cuando acuden para obtener recursos financieros.

Sin embargo no existe una Política Fiscal común por lo que debido a las grandes diferencias en cuanto a las cuentas públicas de cada país es muy difícil mutualizar la deuda, es decir, emitir Eurobonos. Hay que recordar que el objetivo de déficit público para España el año 2019 era del 1,3% del PIB y se cerró con el 2,6% del PIB, mientras que otros países registraron equilibrio. No obstante, el Eurogrupo ha alcanzado un acuerdo para movilizar 540.000 millones de €, casi de manera in mediata.

PUBLICIDAD

El MEDE ofrecerá sin necesidad de Memorándum, 240.000 millones de € en líneas de crédito a los Estados en condiciones más laxas en cuanto a los necesarios ajustes que exigía Holanda. El BCI dotará 200.000 millones de € en préstamos destinados a las empresas. Asimismo. ha dotado de 100.000 millones de € al SURE dedicados al mantenimiento del empleo.

Además con cargo a los Fondos Estructurales ya se habían habilitado recursos para sanidad y asistencia social. Además se ha decidido estudiar la creación de un Fondo de Recuperación, financiado a través del presupuesto de la UE, destinado a proyectos diseñados para impulsar la actividad económica; este sería temporal. También se han eliminado coyunturalmente los objetivos del Plan de Estabilidad. En definitiva la UE ha respondido adecuadamente a una crisis excepcional, los grandes beneficiados de los recursos disponibles serán Italia y España, pero hay que tener presente que de cara al futuro hay que recuperar la senda de la estabilidad. Se trata de una respuesta especial a una situación inédita como es el cierre de la economía por ley pero se debe tener presente que tras este periodo de letargo “hibernación de la producción” debe ser la empresa privada en una clara economía de mercado quien liderará la creación de empleo y riqueza.

Por Juan E. Iranzo, experto economista.

PUBLICIDAD