EN MADRID

Las feministas acosan, insultan y echan a Cs de su aquelarre

|

«Nos lanzaban esmalte de uñas y nos llamaban putas». Éste es el testimonio de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, tras verse obligada a abandonar escoltada la manifestación convocada por la Comisión 8M Madrid por la celebración del Día Internacional de la Mujer por el acoso de la extrema izquierda.

Al inicio de la manifestación, la cabecera de Cs ha logrado sortear a tres jóvenes que se habían sentado delante de la pancarta de la formación naranja para impedir que iniciara su recorrido, tomando las riendas la vicealcaldesa de Madrid al decidir levantar el cartel y saltar por encima de las chicas.

Sin embargo, los insultos y abucheos han ido a más hasta que los dirigentes de Cs no han podido avanzar a la altura de la Plaza de Neptuno, siendo escoltados por varios policías nacionales.

Finalmente, Villacís y el resto de sus compañeros se ha visto obligados a abandonar el aquelarre ante los abucheos e insultos de violentas manifestantes que rodeaban a los políticos de la formación naranja.