OTRA TRAICIÓN

Los amigos de Bildu

|

El PSOE ha roto por primera vez el tabú de reunirse con EH Bildu -a nivel nacional-. Lo ha hecho de manera oficial para solicitar su apoyo a la investidura en unos encuentros dentro de la ronda de contactos que está manteniendo el PSOE con los partidos con representación parlamentaria, salvo VOX que no se ha prestado al blanqueo de los proetarras.

Allí estuvieron presentes de una lado la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra y el secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas, y del otro la portavoz de EH Bildu en la Cámara Alta, Mertxe Aizpurua, su homólogo en el Senado, Gorka Elejabarrieta, y el portavoz adjunto en el Congreso, Oskar Matute.

La cita sirvió para que la antigua Batasuna ponga precio a su «sí» al líder socialista. Un peaje que se concreta en la revisión de la política penitenciaria, el derecho a decidir y el reconocimiento a la plurinacionalidad.

El diputado de EH Bildu en el Congreso Oskar Matute ha valorado que el PSOE recibiera «con atención» y «respeto» sus propuestas en una reunión con su grupo que supone el final «del veto» a los representantes de la formación batasuna que se niega a condenar los atentados de la banda terrorista de ultraizquierda ETA en el Congreso.

EH Bildu pidió «un debate en profundidad sobre el modelo territorial «para hacer frente a la recentralización que buscan imponer muchos sectores de la derecha» y un cambio en la actual política penitenciaria. En este último punto, se planteó finalizar con la dispersión de los presos de la banda terrorista de ultraizquierda.