Los jueces temen que Sánchez conceda a ERC un consejo judicial propio

|

Los negociadores de PSOE y ERC constataron el pasado martes «avances» en las conversaciones para tratar de acordar la investidura del candidato socialista Pedro Sánchez, que pasan por concretar «instrumentos para encauzar el conflicto político» catalán.

Un posible pacto genera inquietudes y temores en distintos ámbitos. En el judicial se teme que el acuerdo entre el PSOE y ERC conlleve la cesión del control de los jueces a Cataluña a través de la «descentralización» del Consejo General del Poder Judicial, una vieja reivindicación separatista que serviría para atar en corto al único de los poderes que hasta el momento permanece fuera del área de influencia de la Generalitat. También el que más disgustos ha dado al secesionismo en los últimos tiempos.

Según recoge El Confidencial, los jueces sospechan que sobre la mesa de los negociadores se encuentra esta propuesta que, además, no se ve con malos ojos desde el PSOE. De hecho, el partido de Pedro Sánchez suscribió ya en 2013 la conocida como Declaración de Granada, en la que se defendía una revisión del Estado autonómico para avanzar en la estructura territorial federal. En ella, se apoyaba ya «una desconcentración» de determinadas decisiones administrativas judiciales.

Posteriormente, el PSOE y el PSC firmaron la Declaración de Barcelona, donde el control directo de los jueces aparecía de forma expresa. El socialismo defendía en ella un rescate de postulados del Estatut que fueron declarados inconstitucionales y planteaba una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Un consejo propio, independiente del CGPJ y con capacidad para nombrar jueces. Como los del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, encargado de juzgar a los aforados de la comunidad autónoma.