NO BAJARÁ EL RECIBO DEL GAS

Marín Quemada pierde el pulso: la presión del lobby funciona

|

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha dado un paso atrás en la regulación con la que pretendía abaratar el recibo del gas a millones de consumidores españoles. El Pleno del supervisor decidió la pasada semana por una aplastante mayoría de ocho votos a dos tumbar la propuesta de la Dirección de Energía de la CNMC que pretendía recortar un 17,8% la retribución regulada que reciben las empresas gasistas por la distribución del hidrocarburo.

Según recoge El Mundo , en su lugar, la CNMC ha decidido someter a un nuevo proceso de consulta pública un borrador de circular que reduce el importe del recorte al 9,6%. El supervisor justificó a última hora del martes que la nueva circular mantiene los principios retributivos actuales por captación de mercado pero ajusta la base retributiva fijada en el año 2000.

El cambio ha sido fruto de un largo debate en la sala de Regulación de la CNMC que ha durado varios meses tras recibir presiones de empresas gasistas, comunidades autónomas, sindicatos, consumidores de gas, así como de diferentes tipos de asociaciones e inversores.

Varias de las empresas, entre las que se incluye Naturgy, anunciaron en este periodo que paralizaban su crecimiento en distribución de gas en España hasta que se aclarase la «incertidumbre regulatoria».

En este periodo han sido varios los consejeros que han protestado internamente contra el cambio de retribución por considerarlo excesivamente duro para el sector.

No obstante, el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, ha hecho desde julio bandera de este asunto y defendido las bondades del recorte, entre las que se encontraba un abaratamiento de la factura gasista. El pasado 7 de septiembre señaló que la propuesta de nueva retribución era «razonable» y apoyada en criterios «estrictamente técnicos y económicos, ampliamente contrastados y utilizados por los reguladores europeos».