ENCARGADAS POR EL GOBIERNO

Más de mil sanitarios están aislados por el uso de las mascarillas ‘fake’ entregadas por Illa

|

Más de un millar de sanitarios están aislados y miles deberán someterse a los test de detección del coronavirus tras quedar expuestos por utilizar las mascarillas defectuosas entregadas por el Gobierno, que según los sindicatos Satse (enfermería) y CSIF (funcionarios) llegaron a todas las comunidades.

Sanidad no sabe cuántas de las mascarillas del lote retirado el pasado viernes -de 350.00 o 400.000 unidades, según las fuentes-, no cumplían los requisitos, según El País. 

Es preciso señalar que en España hay al menos 34 sanitarios fallecidos y más de 31.000 contagiados, aunque la cifra real es mayor dado que solo entre el personal de enfermería, según una encuesta de sus colegios, hay 70.000 positivos.

El departamento dirigido por Salvador Illa ya ha reconocido la relación entre los infectados y la falta de material en el informe Información científico-técnica sobre la enfermedad del coronavirus-19. En él se explica que una de las causas de este “alto contagio” pudo deberse a que el personal estaba «indebidamente protegido». Primero, porque no se sabía el riesgo de infección que suponían los casos asintomáticos. Y, más tarde, «por el grave problema mundial de desabastecimiento» de material de protección.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo acordó este lunes requerir al Ministerio de Sanidad la adopción «de todas las medidas a su alcance para que tenga lugar efectivamente la mejor distribución de los medios de protección de los profesionales sanitarios», y que informe cada 15 días a este órgano de las medidas adoptadas para el efectivo cumplimiento de esta orden.