PUBLICIDAD

‘Los medios de comunicación y las universidades ya no tienen diversidad ideológica’

|

Conversación tranquila de Josep María Francàs (@jmfrancas) con Teresa Giménez Barbat (@gimenezbarbat), fundadora de Ciudadanos, eurodiputada por UPyD en la delegación Ciudadanos Europeos y escritora.

JMF: ¿Empezaste en Ciudadanos y luego en UPyD?

PUBLICIDAD

TG: Soy una de las 15 primeras fundadoras, con Arcadi, Boadella, de Carreras…

JMF: Y te fuiste de Ciudadanos a UPyD…

TG: Después de un año de su fundación, el partido decidió abandonar su línea original, que era apelar al socialismo democrático y al liberalismo progresista como fórmula transversal y convertirse en un partido de “centro izquierda”. Muchos no estuvimos de acuerdo y nos fuimos. En aquel momento Rosa Díez estaba decidiendo crear UPYD. Soy una de las 100 fundadores (en 2 instancia, digamos…)

JMF: ¿No es centro izquierda el socialismo democrático y al liberalismo progresista?

TG: No. creo que reúne los extremos moderados de dos ideologías, el socialismo y el liberalismo. Pero todo esto es la teoría. Lo que queríamos era atraer a gentes del PP y del PSOE/PSC descontentos.

PUBLICIDAD

JMF: Tu nombre se asocia a Euromind, ¿qué es?

TG: Me interesa mucho la frontera entre la ciencia y las disciplinas sociales: antropología, sociología, filosofía…. Hasta ahora se han movido en terrenos ideológicos, pero está superado. Las investigaciones de los últimos 30 años han arrojado una luz tan importante que no se puede ignorar. Y esta información es indispensable para un político de este siglo. Cuando llegué a Bruselas creé Eurpmind, continuadora de dos plataformas que la precedieron : Tercera cultura y el foro Humanismo secular. He estado organizando debates con las figuras más destacadas del mundo: Steven Pinker, Richard Dawkins y tantos otros. Hemos hablado de sexo/género, nacionalismo, la Europa secular, la razón y la emoción en política…, ahora organizamos un evento sobre las raíces de la religión con primeros espadas: Rebecca Goldstein y Adolf Tobena. Por cierto, aún tengo plazas. pero hay que correr.

JMF: ¿Dónde es este evento?

TG: En el Parlamento Europeo. el 10 de diciembre.

JMF: ¿Qué conclusiones sacasteis del debate sexo/género?

PUBLICIDAD

TG: el título era “mujeres fuertes, hombres frágiles”. Susan Pinker, que es una mujer genial en todos los sentidos, nos mostró que el sexo va más allá de una configuración típica exterior. Que, por motivos evolutivos, está fuertemente relacionado con inclinaciones y preferencias. Y que forzar un modelo masculino para que sea adoptado por todas es un error. Hay mujeres inteligentísimas y brillantes que en un momento deciden adoptar roles tradicionalmente femeninos. Y otras que no. Por otro lado Robet Witley, de la universidad McGill de Quebec, habló sobre suicidio masculino y otras fragilidades que no está de moda tener en cuenta, pero que su ignorancia es un daño social y un problema de salud publica.

JMF: ¿Coincide lo analizado por Susan con los postulados del feminismo tan presente ahora?

TG: Susan es una mujer liberal que ha visto cómo no tenía más remedio que cerrar su blog porque se le echaron encima las fanáticas/os. No coincide con ese feminismo de la izquierda ideológica. Pero, igual que yo, es una defensora de la razón y de la ciencia. De la verdad, en una palabra. Y la verdad molesta a quienes prefieren consignas.

JMF: Estás fanáticas estan dictando la legislación… ¿Entiendes por qué?

TG: Sí, claro, pero tenemos un gobierno que se llama “progresista” pero es simplemente “progreísta”. una gran diferencia. Progresista es Euromind, que no se basa en la ideología y sí en los buenos datos.

JMF: ¿Progreísta?

TG: Sí, de “progre”. lo peor.

JMF: Pero Teresa, el feminismo y la ideología de género es del PSOE y es del PP, ambos legislan igual. ¿A qué se debe esto?

TG: cuando algo se convierte en políticamente correcto es muy difícil escapar, sobre todo si aspirar a ser un partido de masas. Ciudadanos podría haber llevado la bandera de la razón. Espero que ahora vivan una refundación y se planteen defender políticas que se basen en la realidad aunque limiten su electorado.

JMF: Toca ‘tragar’ mientras con esta dictadura de lo ‘políticamente correcto’, ¿quién está detrás?

TG: No creo que haya nadie en concreto. Pero sí es verdad que los medios de comunicación y las universidades ya no tienen diversidad ideológica. Hay estudios my serios, y llevados a cabo por personas que no son propiamente de la derecha (aunque se lo llaman igual, claro), como Jonathan Haidt que alertan sobre esta falta de pluralidad y debate. Al no tener ni profesores ni lecturas que contrasten sus ideas, se crea una especie de paranoia colectiva. Una persona de derechas tiene más posibilidades de leer o atender a alguien izquierdas que al revés. Lee, si no lo has hecho, “La mente de los justos”, de Haidt.

JMF: ¿Por sectarismo quizás?

TG: El instinto tribal es muy poderoso. Los míos y los otros. La educación debería enseñarnos a moderarlo. eliminarlo, imposible. Está en nuestro cableado básico.

JMF: Sin duda, también lo esta el hombre de Cromagnon y con la educación se puede superar… Sin ‘educación’ seríamos lo más parecidos a nuestros ancestros. El pensamiento único a mi me suena a edad media o incluso más para atrás, hasta los griegos tenían escuelas de pensamiento distintas. ¿Entiendes ese retroceso y que los ‘progres intelectuales’ lo acepten sin más?

TG: Jonathan Haidt lo cuenta muy bien en “La mente de los justos”. La superioridad moral de la izquierda se ha ido haciendo tan invasora que ha ido arrinconando a quienes pensaban distinto hasta el punto en que la Universidad y los medios de comunicación son mayoritariamente de una cuerda. Como dice Haidt, un conservador es posible que lea a autores típicos de la izquierda. Al revés, nunca.

JMF: Y los partidos de derecha, aqui el PP, aceptan los postulados del pensamiento único de la izquierda y solo actúan en economía, ¿por qué?

TG: Imagino que cree que ganará el centro con esa despersonalizacion. Más le valdría reflexionar sobre sus valores y, si ve que son válidos a día de hoy, defenderlos sin complejos.

JMF: Después del dogma feminista, hembrista diría yo, ¿ahora toca él de le emergencia climática?

TG: Cuando algo se vuelve mainstream, y se vuelcan los medios y los mediáticos, es irresistible. Todos, en todos los partidos deberíamos reflexionar desde la ciencia y la razón, y decirles la verdad a la gente. El clima es demasiado importante para actuar siguiendo una moda. Una cosa es tener conciencia de que no sabemos hasta que punto incidimos para mal en el curso natural del planeta y tomar medidas para minimizarlo y la otra seguir la corriente de una supuesta emergencia que si existe es puntual y local. Por suerte. Si a la gente la asustas sin motivo real, cuando viene el lobo de verdad quizá no te haga caso.

JMF: Son temas que con subvenciones y dinero a espuertas se van de sentido; cuando no es uno, es otro…

TG: Sí, el factor dinero (público o privado) tiene mucho que ver. Como dijo Mancur Olson, el primer objetivo de una organización es su propia supervivencia (no la de su causa).

JMF: En esas estamos. Gracias Teresa ya has dicho mucho para pensar. Un beso y hasta la próxima, si te dejas.

TG: Claro. Gracias a ti.