PUBLICIDAD
BEGOÑA GÓMEZ

Moncloa ocultó deliberadamente el positivo de la mujer de Sánchez desde el pasado miércoles

|

A la lista de políticos infectados por el COVID19 se sumó oficialmente el pasado sábado un nuevo nombre, el de la mujer del presidente del Gobierno, Begoña Gómez.

Tal y como confirmaron desde Moncloa, dio positivo. Aunque la noticia llegó justo después de la comparecencia en la que Pedro Sánchez anunció el estado de alarma, la prueba se le realizó el miércoles.

PUBLICIDAD

Según narra Libertad Digital, a Gómez se le realizaron las pruebas el mismo día en que a la ministra de Igualdad, Irene Montero, y a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, el miércoles 11 de marzo. A las 19:00 de la tarde, y en sus domicilios particulares por ser colectivos de riesgo, se desplazaron miembros del personal sanitario de Moncloa para hacerles las pruebas de detección y a las 00:00 horas Gómez y Montero dieron positivo.

La información se le comunicó telefónicamente al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quien ocultó deliberadamente la información ya que al día siguiente, a las 10:57 minutos de la mañana del jueves 12 de marzo, Moncloa dio un comunicado en el que informó sólo de lo siguiente: “El Gobierno, dentro de su política de máxima transparencia y coordinación con todas las administraciones, comunica que la ministra de Igualdad, Irene Montero ha dado positivo en COVID19. La ministra se encuentra en buen estado y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en cuarentena por esta situación, también”.

En el texto enviado desde la Secretaría de Estado de Comunicación no había ni rastro del segundo positivo detectado en Begoña Gómez que, como en el caso de Irene Montero, había asistido también al aquelarre feminista del 8-M autorizado y jaleado por el Ejecutivo desoyendo las advertencias sobre la expansión del coronavirus.

PUBLICIDAD