PUBLICIDAD
SEGÚN EL GOBIERNO DE BOLIVIA

Monedero era el asesor estrella que ayudó a Morales a burlar la Constitución

|

El Gobierno de Bolivia anunció la pasada semana la apertura de una investigación ante indicios de una supuesta malversación de fondos bolivianos para financiar a políticos españoles de Podemos por parte de la Administración de Evo Morales. El país avanza en su investigación sobre la financiación procedente de las narcodictaduras.

Según recoge Okdiario, en la búsqueda de conceptos que hayan podido justificar los pagos que ya denuncia el Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio y que investiga la Fiscalía General de Bolivia han surgido las asesorías para asuntos gubernativos concretos. Uno de los que se investiga ya es la asesoría prestada por Juan Carlos Monedero para abordar la reforma constitucional pensada para perpetuar en el poder al líder cocalero. Una reforma en la que también intervino, aunque en menor modo, Íñigo Errejón.

PUBLICIDAD

El expresidente de Bolivia y delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino, Jorge ‘Tuto’ Quiroga, no ha dejado de informar de contactos habituales entre el que fuera ministro de Justicia de Morales Héctor Arce e Íñigo Errejón. Ahora surge un segundo nombre como prioritario en los trabajos de asesoría constitucional para conseguir que el presidente Evo Morales burlase la limitación de mandatos de la Carta Magna boliviana: Juan Carlos Monedero.

El nombre de Monedero es ya un clásico en los países comunistas. Quiroga desveló igualmente los nombres de los cargos clave de Podemos que fueron encargados de recibir dinero del “populismo” y las narcodictaduras. Quiroga señaló directamente a la que fuera la cúpula inicial del partido de Pablo Iglesias con nombres y apellidos: Carolina Bescansa era la encargada para Nicaragua, Juan Carlos Monedero de Venezuela, e Íñigo Errejón de Bolivia. Todos ellos, según Quiroga, habrían recibido dinero “robado” de países como Bolivia o Venezuela con el propósito de expandir el comunismo en diferentes países como España.