Ministra imposible

Montero, fuera de quicio, acusa al PP de provocar la «cultura de la violación»

|

Irene Montero, la Ministra imposible, provoca la ira del PP, al que acusa de «promover la cultura de la violación»

Meritxel Batet ha reprendido a la ministra al considerar «inadecuadas» sus palabras y ha pedido respeto y contención en el lenguaje en el Pleno

 

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha acusado este miércoles al PP de «promover la cultura de la violación que pone en cuestión la credibilidad de las víctimas».

Estas declaraciones han provocado las protestas del grupo parlamentario durante varios minutos y la intervención de la portavoz del mismo en la Cámara baja, Cuca Gamarra, para calificar de «altamente ofensiva» la declaración de la ministra.

«Quiero dejar claro que es altamente ofensivo que una dirigente y una representante política que tiene, nada más y nada menos, que la responsabilidad de dirigir las políticas de Igualdad esté vertiendo estas afirmaciones en relación a un partido que ha luchado y va a seguir luchando por la igualdad en este país», ha apuntado Gamarra.

Ante este episodio, la propia presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, ha reprochado a la ministra que sus declaraciones no son «adecuadas» para el Parlamento y ha pedido, en general, eso sí, claro, no vaya a molestarse Dª Irene, a los presentes en el Hemiciclo, «respeto y contención en el mensaje». «Debemos querer contribuir a la convivencia en la Cámara», ha señalado.

No contestas  con el disparate parlamentario de la ministra imposible, su compañera y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha escrito en redes sociales: «No debería pasar, pero pasa. Sí, cuando culpas a la víctima de la agresión sexual porque llevaba mallas e iba a correr por la noche estás promoviendo la cultura de la violación. Lo hace el PP y bien claro se lo ha dicho la ministra de igualdad. Muy bien Irene Montero«, ha subrayado, como si aún estuviera en la asamblea de alguna facultad de políticas controlada por la izquierda.

Se desconoce el significado de la expresión «cultura de la violación» empleado por las ministras de Podemos. La violación no es cultura. Es barbarie.