CRÍTICAS AL GOBIERNO

Pérdidas millonarias por el sabotaje separatista en la frontera con Francia

|

Grupos separatistas, convocados por la plataforma Tsunami Democràtic, cortaron con barricadas este lunes la frontera entre España y Francia en La Jonquera, una situación que provocó graves problemas de movilidad y las quejas de los transportistas que han exigido medidas para preservar su derecho a la libre circulación.

El atasco en ese paso fronterizo de La Jonquera obligó a los Mossos a desviar el tráfico en la salida de Figueres de la AP-7, hacia la N-II, donde se registraron colas de entre 6 y 12 kilómetros, así como retenciones en la N-260, y algunos problemas también en las carreteras francesas.

Los violentos se concentraron en territorio francés, a escasos metros de la línea fronteriza, por lo que fueron las fuerzas de seguridad del país vecino las que intervinieron.

El separatismo pretende mantener el corte hasta el miércoles, aunque falta por ver cuál será la decisión de la policía francesa, ya que en las próximas horas se reanuda la actividad comercial y de transporte en el país vecino -hoy era festivo-.

La asociación de empresas del sector del gran consumo AECOC ha expresado «indignación, preocupación y malestar» por la protesta y ha lamentado el impacto que tendrá sobre la actividad de los transportistas, ya que este punto fronterizo tiene un tráfico diario de más de 10.000 camiones.

Las pequeñas y medianas compañías de transporte, agrupadas en Fenadismer, han calculado que la protesta afecta a 20.000 vehículos pesados.

En este sentido, el secretario general de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), Dulsé Díaz, ha cifrado en 15 millones de euros las pérdidas diarias para el sector del transporte y ha señalado que observan con perplejidad como el Gobierno «no se toma en serio» sus avisos sobre bloqueos como este.